miércoles, 22 de diciembre de 2010

El presidente de Letonia y sus amigos nazis

Letonia es un país que trata con guante de seda a los que ellos llaman "guerrilleros nacionales", es decir, a los nazifascitas. Al mismo tiempo difama todo vestigio de resistencia antifascista que asome la cabeza por aquellos lares.

El mundo al revés. Aquellos que lucharon y luchan por un mundo de paz, solidaridad, justicia social y libertad son perseguidos como delincuentes. En cambio aquellos que lucharon y luchan en nombre de los caciques, por la superioridad de unos frente a otros, por la muerte y la esclavitud son hasta protegidos por la policía.

No son pocos los países del Este, dirigidos por delincuentes sin escrúpulos, que intentan prohibir, y algunos lo consiguen, símbolos populares como la hoz y el martillo o incluso camisetas con la imagen de nuestro guerrillero heroico, el che. Saben muy bien quiénes son los que pueden terminar de nuevo y para siempre con sus privilegios y riquezas fruto de la explotación y el robo. Nos temen. Y hacen bien en temernos.

La izquierda se equivoca si cayendo en la trampa de la apestosa burguesía reniega de su historia como movimiento, incluyendo sus páginas más gloriosas escritas en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Al llamado muro de Berlín, ese que tanto odian quienes construyen ahora muros en México, Palestina, Sahara, Ceuta y Melilla... debemos empezar a llamarlo por su nombre, justo el que definía su función, el muro de resistencia antifascista. Ya que como vemos, estos señores sólo se atreven a pasear desafiantes a plena luz del día una vez que sus dueños burgueses derribaron el dique de contención hecho a su medida.

Leer en RIA Novosti la noticia.

2 comentarios:

  1. hijod e puta mal parido no sabes de lo que hablas nos difamas sin conosernos nos das de malos creyendote bueno ..

    yo te conosco escoria comunista y a tus mentiras , ilusos seguidores de un estado de bienestar comunista inexistente

    Sieg heil

    ResponderEliminar
  2. No soy capitalista ni comunista

    Sirvo a mi nacion soy un nacional socialista

    Comunistas traidores de su patria, de su pueblo y de su sangre

    Son tan penosos que pierden su gran madre rusia sin entrar siquiera en guerra

    Sus mentiras no sostienen un estado solo tienen el poder de destruirlo ,. escorias comunistas

    ResponderEliminar