viernes, 4 de octubre de 2013

Notas

- Cospedal anima a los jóvenes a hacerse artesanos. Como solución económica de masas es una estupidez, como mucho podría arreglarle la vida a un puñado de valientes. Ahora bien, dadas las reacciones que he leído no me queda más remedio que defender la propuesta, de tal modo que los que no saben hacer nada, la mayoría, aprendan a hacer algo, especialmente con las manos, me refiero a algo productivo, no valen las pajas.
 
- Una propuesta económica seria y ampliamente aceptada sería una buena ley que nos hiciera a todos funcionarios de algo, de lo que sea. Siete millones de empleados públicos más y la crisis desaparece.
 
- Un polaco muere de hambre en un albergue público horas después de recibir el alta en el hospital. Treinta kilos pesaba. Solo espero que lograse reunir las fuerzas necesarias para echar un corte de mangas antes del último suspiro. 
 
- Ante el hambre hay tres reacciones. La burguesía de derechas defiende la santa caridad. Los progres, es decir, la burguesía de izquierdas, defiende la asistencia social, o si se quiere, lo social a secas, una especie de limosna sin pasar por misa. Por último los comunistas, que defendemos el socialismo. Está claro que las dos primeras opciones no hacen más que perpetuar el régimen capitalista y por tanto el hambre. Solo la opción comunista es capaz de eliminar el hambre, pues elimina el sistema que la genera. 
 
- En Cuba dicen, y dicen bien, que muchos niños pasan hambre en el mundo, y que ninguno de esos niños es cubano. Esas cosas que solo pueden decirse en socialismo, al menos sin mentir.
 
- El capitalismo, hoy, solo puede ser defendido desde el fascismo. Por eso no existen apenas diferencias entre las distintas tendencias políticas de la burguesía, por eso es difícil diferenciar, por ejemplo, a los columnistas de Libertad Digital de los columnistas de Alerta Digital.
 
- Mariano se arrastra por el mundo marcando paquete con lo barata que es la mano de obra española. A ver si con suerte el capital se viene a explotar por estos lares, ahora que somos casi que indios. Por cierto, a los guerrilleros indios se les llama naxalitas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada