jueves, 7 de julio de 2011

La educación extraescolar en la República Socialista Soviética de Ucrania


Por Leonid Grekov, jefe del Servicio de Acción Educativa Extraescolar del Ministerio de Instrucción Pública de la RSS de Ucrania.

En la sociedad socialista, la escuela ejerce su influencia sobre la casi totalidad de los niños, de los adolescentes y de los jóvenes y constituye el elemento esencial del sistema educativo considerado en su conjunto. Ofrece a la nueva generación condiciones favorables para adquirir conocimientos, para formar su conciencia social y moral, y para desarrollar su sentido estético y sus aptitudes físicas.

Al mismo tiempo que se inician en los principios fundamentales de la ciencia, los alumnos adquieren una concepción marxista-leninista del mundo y se desarrolla su interés por diversas formas de actividad, así como por las materias enseñadas.

Sin embargo, este interés por el conocimiento, esta concepción del mundo, no se adquiere solamente durante las horas de clase, sino también fuera de ellas. Pues la experiencia pone de manifiesto que existe un lazo muy claro entre la enseñanza escolar y las actividades educativas extraescolares: cuanto mejor sea la calidad de la primera, más diversos y profundos son los intereses que manifiestan los alumnos en otras partes. Inversamente, una actividad variada desplegada fuera de la escuela contribuye a elevar el nivel de los conocimientos.

Es por lo que la enseñanza ucraniana, que intenta el desenvolvimiento armonioso de la personalidad, concede una amplia importancia, junto con la escuela, a instituciones tales como las casas de pioneros, los albergues de jóvenes técnicos, naturalistas y turistas, las escuelas de deporte para la juventud y los teatros, cines, ferrocarriles, flotillas y parques destinados a los niños.

Desde la instauración del régimen soviético en Ucrania se ha creado un vasto conjunto de instituciones extraescolares. De este modo, en 1972 la república contaba con 1.328 establecimientos infantiles extraescolares, de ellos 738 casas de pioneros y de escolares, 121 albergues de jóvenes técnicos, 80 albergues de jóvenes naturalistas, 28 centros de turismo y excursión, 386 escuelas de deporte para los niños.

La característica esencial del sistema de educación extraescolar es que, para el estudio de los grandes principios de la ciencia, es el complemento natural de las actividades propiamente pedagógicas y no puede ser enfocada independientemente de ellas.

Este sistema prolonga los principales aspectos de la educación recibida en clase, a saber: la formación intelectual y estética, la iniciación técnica, el desarrollo corporal. No obstante, no está ni estrictamente reglamentada ni unificada. Por el contrario, se caracteriza por una gran diversidad de polos de interés y por su aptitud para responder a las múltiples cuestiones que la vida, la ciencia, la técnica, la política y el arte plantean. En las instituciones educativas extraescolares, se proponen a los alumnos ocupaciones que corresponden a su edad, a sus conocimientos, a sus capacidades y a su experiencia, y que deben satisfacer constantemente sus intereses crecientes y darles la posibilidad de poner de relieve sus facultades y sus talentos.

De hecho, los establecimientos extraescolares de Ucrania disponen actualmente de un conjunto de medios de educación suficientemente diversificados para satisfacer las demandas y los intereses más variados de los alumnos. Numerosos años de experiencia les han permitido poner a punto actividades propicias para el desenvolvimiento integral de la personalidad: actividades verbales (debates, conferencias, exposiciones, universidades de la cultura, presentación de boletines de información, periódicos radiodifundidos); actividades prácticas (excursiones y reuniones, competiciones deportivas, concursos y fiestas, juegos creativos y productivos, clubs de alumnos que se interesan en un mismo campo, asociaciones escolares de todo tipo); actividades visuales (organización de museos, de salas de exposición, de salones artísticos y técnicos, de stands y de vitrinas temáticas).

En la práctica, estas diversas formas de actividad se influyen mutuamente, se complementan y son además puestas en marcha simultáneamente. Además, es en el seno de los círculos donde se desarrolla lo esencial de la acción de las instituciones extraescolares.

El círculo es un medio educativo que desempeña un papel importante en la creación en el alumno de un interés profundo y duradero por una ciencia, una técnica, un arte o un deporte, y lo que contribuye en gran medida a poner de manifiesto y a desarrollar las aptitudes y los talentos creadores del niño. Facilita la realización, en las mejores condiciones, de los objetivos fijados para la educación comunista. El método principal de trabajo del círculo, que le distingue de otras fórmulas existentes, consiste en pedir a los niños que realicen ellos mismos una actividad práctica, que ejecuten un trabajo determinado: construcción de modelos, adquisición de técnicas y aptitudes, entrenamiento metódico, ejercicios artísticos. Se comprende que, en los círculos, la cuestión del lazo entre la, teoría y la práctica se plantea de forma particular. Por regla general, las indicaciones de carácter teórico se dan en ellos esencialmente con motivo de los ejercicios prácticos.

Según la naturaleza de sus actividades, se distinguen diversos tipos de círculos en las instituciones extraescolares: círculos correspondientes a materias enseñadas en clase (literarias, históricas, matemáticas, artísticas, etcétera), círculos técnicos, artísticos, deportivos, turísticos y etnográficos, evocación política y social, etc. U n círculo puede agrupar de 5 a 15 o incluso 20 alumnos. Los círculos de cultura física y los equipos deportivos, los coros, las orquestas y los conjuntos poseen generalmente mayores efectivos. Ningún niño puede ser miembro de más de dos círculos a la vez.

Los establecimientos extraescolares de Ucrania se consagran también a desarrollar el patriotismo de los niños. El estudio de la historia, de la economía y de la cultura de otros pueblos de la U R S S enriquece su espíritu y les hace descubrir las grandes realizaciones del país. Las reuniones internacionales, los intercambios de delegaciones, de cartas y de recuerdos, la organización de forums de amistad y otras manifestaciones, son otros tantos medios de favorecer el desenvolvimiento intelectual de la juventud.

En Ucrania, este tipo de actividades extraescolares es organizado por clubs llamados de amistad internacional. Generalmente dirigidos por un consejo de 20 a 30 personas, estos clubs comprenden diversas secciones: secciones de pueblos de la U R S S , de los países socialistas y de otros estados, secciones de conferenciantes y de guías de excursión, secciones de correspondencia, de reuniones con personas procedentes de otros países. Cada club posee estatutos que le son propios; sus miembros deben comprometerse solemnemente a reforzar la amistad entre los pueblos y a dar muestra de espíritu internacionalista. Los alumnos del tercero al décimo año de estudios pueden pertenecer a estos clubs; entonces están obligados a participar activamente en los trabajos de una de las secciones del club, a ejecutar todas las tareas que les son confiadas, a trabajar para el refuerzo de la amistad entre los niños y los jóvenes de todos los países, a honrar la memoria de los soldados muertos por la libertad y la paz, a entregar su óbolo para un fondo para la paz y a mejorar su conocimiento de su lengua materna y de una lengua extranjera.

El Club de la Amistad Internacional del Palacio de los Pioneros de Kiev goza de una reputación particular. A lo largo de los últimos años, los alumnos miembros de este club han conseguido reunir una gran cantidad de datos sobre la actividad de las organizaciones progresistas de niños y de jóvenes y sobre la vida de éstos en los países extranjeros. El principal objetivo del club es reforzar la solidaridad internacional de los trabajadores estableciendo lazos de amistad con los niños de otros países. Sus miembros están en relación constante con los niños de la República Democrática Alemana, de Polonia, de Hungría y de Checoslovaquia. Organizan forums, festivales, conferencias de prensa y «Mesas de Amistad» y ayudan a las escuelas de Kiev que desean fundar clubs de características similares.

Estudiantes extranjeros inscritos en los establecimientos ucranianos de enseñanza superior y ucranianos que han ido al extranjero y a otras repúblicas de la Unión aportan ayuda y consejos a los miembros del club. Estos, como sus invitados, sacan un gran provecho de sus relaciones y sus intercambios de puntos de vista. Los niños se familiarizan de este modo con la vida, los estudios y el trabajo de los extranjeros de su edad, y sus huéspedes aprenden a conocer mejor a la población de la URSS.

En lo concerniente a los círculos de jóvenes técnicos y de jóvenes naturalistas, que existen en las instituciones extraescolares, contribuyen de forma extremadamente útil a dar a los escolares una formación equilibrada, el gusto al estudio y el amor al saber. Los jóvenes ucranianos de nuestra época manifiestan, efectivamente, un interés inmenso por la ciencia, la técnica y el progreso. La frecuentación de los círculos en cuestión extiende sus conocimientos teóricos en diversos campos científicos y técnicos, despierta su interés por el estudio de los grandes principios de la ciencia, estimula sus facultades creadoras y les habitúa a poner en práctica el saber adquirido. El Palacio de los Pioneros y Escolares de Lvov, por ejemplo, realiza un trabajo considerable en materia de desarrollo de la creación técnica. Sus círculos de técnicos reúnen a más de 800 jóvenes.

En este tipo de círculo se hace hincapié sobre todo en las actividades de concepción, en la familiarización de los niños con las últimas realizaciones de la ciencia y de la tecnología y en el desarrollo de sus facultades de reflexión. Alumnos de 8.°, 9.° y 10.° años de enseñanza construyen modelos complejos y ejecutan ellos mismos la totalidad de los cálculos, esquemas y planos necesarios. Una experiencia de numerosos años muestra que su pertenencia a un círculo de vocación técnica permite a los niños profundizar considerablemente en sus conocimientos de física, química y matemáticas.

Es muy significativo que en muchas casas de pioneros y albergues de jóvenes técnicos y naturalistas se creen actualmente círculos que se interesan en las ciencias y las técnicas del momento: bioquímica, cibernética, electrónica, automática, física molecular, radiotécnica, etc.

Las actividades de los albergues de jóvenes técnicos creados a escala municipal y regional son particularmente eficaces. El personal pedagógico de estos establecimientos emplea diferentes medios para mejorar el trabajo escolar: difusión de resultados de experiencias metodológicas, organización de cursos por correspondencia, consejos a los profesores y animadores de círculos en relación con las actividades extraescolares relativas a la tecnología, la física, las matemáticas y la química, familiarización de los alumnos con las realizaciones científicas y técnicas, con la vida y la obra de los grandes sabios de la época soviética o anteriores a la revolución.

Además, estos albergues crean clubs por correspondencia de jóvenes técnicos, físicos, aeromodelistas, aficionados de radio y fotografía. Organizan cursos, conversaciones, conferencias, reuniones con obreros particularmente cualificados, proyecciones de películas científicas seguidas de discusiones, visitas a fábricas y exposiciones técnicas.

Entre las instituciones extraescolares de Ucrania, merecen una atención particular las asociaciones y uniones científicas de escolares. En efecto, permiten reunir auditorios más amplios que los círculos y pueden estar animados por científicos, estudiantes que preparan una tesis, ingenieros de concepción o de ejecución. Las asociaciones científicas acostumbran a los alumnos a desempeñar un papel activo y a actuar de manera autónoma. Además les permiten adquirir conocimientos a un ritmo más rápido y de forma más colectiva que en los círculos, así como asimilar rápidamente los rudimentos de una disciplina dada.

En 1972, la Pequeña Academia de Ciencias de Crimea, que tiene por nombre «El investigador», ha festejado su décimo aniversario. Cerca de 5.000 alumnos de las clases superiores, que habitan en 22 ciudades o distritos de la región, asisten a los seminarios, cursos, sesiones y efectúan experiencias.

Todas las secciones de «El investigador» —matemáticas, física, cibernética, astronomía, química, biología, ingeniería y tecnología, historia, etnología, prensa— funcionan bajo la dirección y con la participación activa de hombres de ciencia de Crimea. Los jóvenes científicos de la Pequeña Academia tienen en su haber buen número de inventos y de observaciones interesantes. Una de las secciones, la Sociedad de Astrónomos Aficionados de Crimea, ha sido una de las raras asociaciones invitadas a participar en el programa de observaciones del Año Internacional del Sol. Treinta y dos espectrogramas realizados por jóvenes de Crimea han sido incluidos en el catálogo mundial de espectros de meteoros. Los alumnos de las clases superiores han fabricado ellos mismos aparatos e instrumentos astronómicos tales como un telescopio de espejos. Los resultados de las investigaciones y observaciones de «El investigador» aparecen en revistas universitarias, en revistas de divulgación científica y en publicaciones destinadas a la juventud.

La asociación científica «Investigación» de escolares de la ciudad de Donetsk también puede enorgullecerse de numerosas actividades dignas de interés. Comprende secciones de matemáticas, física, química, biología, medicina, geografía, historia, literatura, etc., y, desde hace dos años, una escuela de jóvenes economistas.

Las sociedades de jóvenes aficionados a la ciencia y técnica constituyen otra forma interesante de institución extraescolar. Su función es muy importante: atraen a los alumnos de las clases superiores hacia el trabajo de investigación, despertando su interés por diversos campos del saber y por numerosos problemas científicos situados fuera de los programas escolares, y proporcionan a los niños el amor a la ciencia y un gran deseo de aprender.

La educación estética de los alumnos ha constituido siempre una actividad esencial del personal pedagógico de los establecimientos extraescolares de Ucrania. Centenares de teatros infantiles, cines, museos, salas de conciertos y exposiciones, clubs, ofrecen a los alumnos la posibilidad de iniciarse en el arte bajo todas sus formas. La literatura, el teatro, la música y la pintura forman parte integrante de la vida de los jóvenes soviéticos, ayudándoles a desenvolverse y a aplicar los cánones estéticos a la realidad en la que viven. Al mejorar la educación artística de millones de alumnos, las instituciones extraescolares contribuyen a elevar el nivel cultural del país. Por su acción sobre la conciencia y los sentimientos, las mejores obras de la época clásica del arte popular y del realismo socialista ayudan a los alumnos a comprender mejor los fenómenos de la vida individual en la sociedad, a conocer la historia de su país y a captar la belleza del mundo que les rodea.

A este respecto, las casas de pioneros y escolares y las secciones infantiles de los clubs dirigidos por los sindicatos realizan actividades particularmente variadas. Las principales consisten en organizar círculos de estudios artísticos, ofrecer a los niños la posibilidad de crear o interpretar obras, permitirles realizarse en conciertos. En las diversas regiones de la R S S de Ucrania, existen millares de coros, de fanfarrias, de orquestas populares y sinfónicas, conjuntos vocales y grupos de teatro cuyos miembros son niños.

Una excelente tradición observada por los establecimientos extraescolares ucranianos consiste en exposiciones, concursos y festivales artísticos que organizan cada primavera los artistas aficionados de las escuelas. Con este motivo, millares de jóvenes cantantes, músicos y recitadores pertenecientes a los diferentes establecimientos extraescolares aprovechan sus vacaciones para mostrar su talento artístico a sus padres, a sus profesores y a la colectividad.

Además, se recurre cada año a fórmulas tales como los clubs de aficionados al arte, los cursos y las conversaciones sobre arte, las reuniones con compositores, escritores o pintores, y la organización de «universidades de cultura». Los alumnos aprecian especialmente las manifestaciones como fiestas del canto y de la danza y los festivales de jóvenes talentos. La realización de éstos exige generalmente un gran trabajo de preparación y la participación de varios grupos cuyos ensayos proporcionan a los niños la ocasión de anudar sólidos lazos de colaboración y amistad y conocer la vida de sus camaradas de otras escuelas.

La educación estética concede amplio lugar a las artes plásticas. Las casas de pioneros y los clubs que pertenecen a los sindicatos hacen funcionar un vasto conjunto de talleres; los artistas que los animan organizan concursos de dibujo entre los niños así como exposiciones de dibujos y arte decorativo. Los miembros de los círculos estudian la vida y obra de los grandes pintores y visitan exposiciones y museos.

Obras de jóvenes artistas ucranianos han sido expuestas con éxito en numerosos países (Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Italia, Nueva Zelanda, Canadá, México, Brasil, India, Nepal, Yugoslavia, Polonia, Checoslovaquia, Rumania, Bulgaria y Hungría). Les han sido concedidos diplomas.

Para desarrollar el sentido estético de los niños, los equipos pedagógicos de los establecimientos extraescolares recurren también ampliamente a la realidad en que viven, a la Naturaleza, a los lazos evocadores de una tradición obrera o cultural. Las excursiones y los viajes forman el gusto de los alumnos, les enseñan a descubrir la belleza en su vida cotidiana y a tener una percepción justa de la realidad.

En conclusión, es posible decir que completando la actividad de los establecimientos escolares, el sistema de educación extraescolar de Ucrania permite satisfacer las necesidades más variadas de los alumnos y crear así condiciones favorables al desenvolvimiento de su personalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada