domingo, 7 de agosto de 2011

Entrevista con Leonid Reshetnikov

- Leonid Petrovich, ¿por qué Usted decidió dedicar la mesa redonda para la discusión acerca de un personaje tan odiado? Y ¿cómo se explica la aparición últimamente en Rusia la tentativa de blanquear a un traidor? Por ejemplo en la provincia de Nizhni Novgorod en su aldea natal Lomakino hasta querían crear el museo recordatorio del General Vlasov.

- El concepto de “traidor de la Patria” por ahora nadie no lo ha anulado. Vlasov es una mancha vergonzosa en la historia de la Gran Guerra Patria. El General de combate pudo ser un comandante en perspectiva, pero demostró cobardía personal y se pasó al lado del enemigo. Las conversaciones de que Vlasov “fue y es de alguna manera un símbolo de la resistencia al bolchevismo ateo en pos del renacimiento de la Rusia Histórica”- es la tentativa de denigrar nuestra victoria en la lucha contra la Alemania hitleriana. Continúa la imposición a la opinión pública la tesis de que Vlasov era la “tercera fuerza” en la guerra contra el fascismo. Su traición algunos “expertos” contemporáneos de repente tratan de justificar, por el hecho de no poder actuar de otra manera, cuando su ejército de choque en el frente de Voljov fue rodeado.

Cada jefe militar alguna vez puede estar ante una elección. Recuerde al General Karbishev que cayó prisionero. Vlasov durante mucho tiempo lo exhortaba unirse a su así llamado Ejército Ruso de Liberación( ERL), al cual ingresaron muchos traidores de la Patria.

Pero Karbishev eligió la muerte en vez de la traición. El comandante del frente Sur- Occidental el General Kirponos después de ser derrotadas sus tropas, para no ser prisionero se suicidó. O la trágica historia del Teniente-General Lukin. Herido, fue hecho prisionero, los alemanes le amputaron la pierna. Al conocer su negativa postura hacia Stalin y al régimen soviético los hitlerianos le propusieron la cooperación. Pero él se negó y hasta el final de la guerra estaba en un campo de concentración. Stalin sabía de su heroico comportamiento siendo prisionero, por eso después de la liberación, a pesar de su mutilación, tomó la decisión de dejarlo servir en el Ejército Rojo.

Para los soviéticos vlasovshchina fue símbolo de la traición y él mismo –el judas de aquella época. La situación llegaba a tal extremo que la gente con el mismo apellido en los formularios escribían: “Pariente del General – traidor no soy”.

- Es extraño que en la Rusia contemporánea existen personas que se pusieron en defensa del colaboracionista. Si él es el principal traidor de la Gran Guerra Patria que se pasó al lado de los hitlerianos y encabezó el ERL.

Acá no es todo unívoco. Después de la guerra a muchos soldados de ese ejército los han dado el indulto, pero no a todos; solo a los que no tomaron parte en los fusilamientos y en los crímenes de guerra. El mismo Vlasov y 11 oficiales de alto rango del ERL el 1 de agosto de 1946 fueron condenados a muerte por medio de la horca. A propósito en el Occidente poco saben de él. Yo no recuerdo grandes discusiones o conferencias acerca de su destino.

- Que Usted puede decir acerca de la afirmación que Vlasov fue uno de los salvadores de Moscú.

- Si, al principio de la guerra Vlasov demostró ser un buen jefe militar. Las primeras respuestas contundentes las tropas alemanas han recibido justamente del cuerpo mecánico encabezado por Vlasov. Tiene algunos méritos en la defensa de la capital: teniendo solo 15 tanques frenó el avance en Solnechegorsk al ejército de Walter Model. Pero no se olviden que él tomó el mando del ejército №20 en realidad en vísperas del contra ataque en las afueras de Moscú, pero el plan del avance fue elaborado por el jefe del Estado mayor el General mayor Sandalov. Muchos historiadores consideran, que es muy relativo el papel que tuvo Vlasov como salvador de Moscú.

Siempre, en todos los países la gente consideraba a los traidores unívocamente, a pesar de sus logros en el pasado. Recuerden la historia del Mariscal Peten, quién en 1914 salvó a Paris de ser conquistada por los alemanes. En 1940 él encabezó el así llamado el gobierno de Vichy, en realidad estaba en confabulación con Hitler. Los franceses no le perdonaron eso y después de la guerra lo han juzgado como uno de los líderes del régimen colaboracionista. Lo han condenado a muerte, pero el General de Gaulle teniendo en cuenta que Peten estaba en avanzada edad le cambio por cadena perpetua. Hasta ahora en Francia nadie no lo pretende rehabilitar.

- ¿Por qué a pesar de todo se empezó, como esta de modo, decir “propagar” a Vlasov?

- Durante todas las guerras los servicios de inteligencia buscaban en el enemigo a personajes parecidos a Vlasov. Preste atención que últimamente en el Occidente bruscamente se activo la discusión de tres temas: EL pacto Molotov – Ribentropp, la historia de Katyny. Ahora se le agregó el papel de Vlasov en la guerra. Surgió una cierta pseudo triada histórica , se realiza un lavado de cerebros de la opinión pública con una meta concreta: disminuir lo más posible el papel decisivo de la URSS en la lucha contra el fascismo. Como si la Unión Soviética también tuvo la culpa del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Tienen la esperanza de que eso funcionará, en especial en la mente de la generación joven, que no han conocido todos los horrores de la guerra.

La cuestión no es Vlasov y su traición. Hoy, de todas formas tratan de borrar la frontera entre el mal y el bien. Están preparando el terreno para justificar cualquier traición para lograr pseudo “grandes metas”.

- O sea se puede suponer que el ataque psicológico a la sociedad rusa en vísperas de la conmemoración del 65 aniversario de la victoria sobre el fascismo va a aumentar.

- Desgraciadamente, así es. No está exceptuado que van a aparecer publicaciones sobre los “excesos” de nuestros soldados en los territorios ocupados etc. Para eso hay que estar preparados. Por supuesto hubo actos de saqueos y otros crímenes contra la población pacifica: la guerra es la guerra. Pero, esos actos, como regla, se castigaban rigurosamente por los jefes del ejército, incluyendo el fusilamiento en el lugar de los hechos. A propósito, de los archivos de Gran Bretaña desaparecieron todos los documentos del período militar que estaban en contra de la concepción oficial de la participación de los ingleses en la Segunda Guerra Mundial. Todo fue corregido y Ustedes no encontrarán ni un documento acerca de los crímenes de los británicos en los territorios ocupados. Aunque según la información de nuestros colegas alemanes, ellos conservaron tales documentos.

- En la sociedad rusa se ha formado la opinión que toda la emigración blanca (anti bolcheviques) y sus descendientes activamente tomaron parte en la guerra, al estar del lado de los alemanes.

- Eso no es así. Muchos representantes del movimiento blanco no apoyaban a Hitler. Frecuentemente recuerdan al General Denikin, al escritor Bunin y a Rajmaninov. Pero ellos eran muchos más. Según los documentos del archivo, no más del 30% de emigrantes que podían combatir fueron con los alemanes o se alistaron al Ejército Ruso de Liberación( pro nazi). La mayor parte tomó una posición neutral. Una pequeña parte, cerca de tres por ciento se fue con los partisanos , donde mandaban los comunistas del lugar. Diez por ciento combatían en el ejército de la coalición anti hitleriana. Por ejemplo en la Resistencia francesa lucharon cerca de tres mil emigrantes rusos blancos. Es conocido por sus hazañas el General mayor de los cosacos Fiodor Markov. En el ejército de Josip Broz Tito servía el descendiente de nuestro jefe militar Ilia Golenishchev- Kutuzov. Después de la guerra fue un famoso científico.

Según los documentos del régimen pro nazi en Serbia, con el comienzo de la guerra contra la URSS aumentó el ánimo “a favor de los soviets”. En uno de los informes de los dirigentes de la policía búlgara tzarista se subrayaba, que los emigrantes “que todavía ayer eran los más grandes enemigos del comunismo, en el día de hoy se convirtieron en los más jurados enemigos de Alemania y en el fondo de su alma piden a Dios por el éxito de la arma rusa”. A propósito muchos representantes del clero en el extranjero han podido evitar que sus parroquianos sean colaboradores de los alemanes y del ERL lo más posible lo más posible (Ejército ruso de liberación) de Vlasov.

En su totalidad la emigración rusa en la Gran Guerra Patria hizo su elección, al ver que la agresión de Hitler contra la URSS no era la lucha con el régimen comunista, sino que era la guerra por la aniquilación de su amada Rusia y su pueblo.



La charla la realizó Vladimir Bogdanov.

Casa de Rusia en Buenos Aires

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada